16 de julio de 2017

Reseña: La magia de ser Sofía, Elísabet Benavent

¡Hola, hola! Entre playa y piscina he empezado con la bilogía que publicó este año Elísabet Benavent. A la autora la descubrí el verano pasado, y la verdad es que sus libros son muy de leer en verano. ¿Cómo lleváis el calor? Por Galicia de momento es soportable, pero si no sois de aquí es posible que no sea tan llevadero, porque estoy viendo ciudades en la tele a más de 40ºC y eso debería estar prohibido. Sabéis que yo no soy de leer varios libros a la vez, que prefiero tomármelo con calma y saborearlos, así que de vez en cuando seguiré publicando las reseñas.


Sofía es una chica que está a punto de cumplir los treinta. Vive con su gata y un amigo y trabaja en la cafetería El Alejandría, un lugar que transmite encanto y es su gran pasión. No tiene pareja, tampoco la busca, y a pesar de sus malas experiencias desearía encontrar la magia. Todo cambia el día en el que Héctor cruza por primera vez la puerta de la cafetería para darle la vuelta al mundo de Sofía.    






7 de julio de 2017

De paseo por Madrid

¡Hola! Hace unos días os comentaba que tenía un evento planeado y hoy os desvelo de qué se trata. Este año la Asociación Española de Lectura y Escritura, la Universidad Complutense de Madrid y la Fundación SM han celebrado en Madrid el 6º Foro Iberoamericano, un evento literario al que me ha invitado la Organización de Estados Iberoamericanos para la educación, la ciencia y la cultura (OEI) como ganadora de la IV edición de ¿Qué estás leyendo? junto a las blogueras de otras ediciones Lorena, de La rosa de papel y Kim, de Mi gran viaje literario, que he podido conocer en persona. En esta entrada pretendo contar un poco mi experiencia y cómo fue este evento.


Ahora mismo son las doce de la noche y estoy escribiendo desde la cama del hotel después de un día bastante intenso (mañana creo que lo será aún más). El primer reto fue coger el avión, ya que nunca había viajado por mi cuenta. Mis padres y mi hermana me acompañaron hasta el control de seguridad, pero a partir de ahí estuve totalmente sola. Todo fue bien, aproveché el vuelo para leer un poco e increíblemente llegué a Madrid como estaba previsto. Por la tarde quedé con Kim, Lorena e Inés (que colabora en varios proyectos y con la OEI) para organizarnos un poco y estuvimos más de dos horas charlando y debatiendo. De momento, de Madrid tengo que decir que me quedo con las clases de Kim sobre cómo comer con palillos y con que Lorena definitivamente debería usar tenedor. Después de un día con ellas me ha quedado claro que tengo que ver Merlí, que para las incultas como yo es una serie catalana; que existen trescientos mil mangas y animes y que ellas los conocen casi todos.